lunes, 19 de enero de 2015

Albóndigas vegetales en salsa de pimientos y tomate


Plato laborioso de preparación el de hoy, pero agradecido y original en la mesa. Y como no todo va ser siempre carne y más en estas fechas en las que ya han pasado las fiestas, hoy vamos a preparar una deliciosas albóndigas de verduras en salsa de pimientos.

Que os voy a decir de las verduras, sus beneficios y bondades que no conozcáis ya, por lo que directamente y sin más miramientos paso a los ingredientes que pocos no son.

INGREDIENTES (2-3 personas):

PARA LAS ALBÓNDIGAS:
- 1 patata pequeña 
- 1/2 brócoli
- 3 zanahorias
- 1/4 cebolla
- 1 diente de ajo
- 2 huevos (o harina de maíz)
- 50 gramos de harina
- 1/2 vasito de leche de soja
- Miga de pan
- Carne de pimiento choricero
- Perejil picado
- Pan rallado
- Pimentón 
- Cayena picada
- Pimienta
- Sal
- Aceite de oliva

PARA LA SALSA DE PIMIENTOS:
- 1 cebolla
- 1 pimiento rojo
- 1 pimiento verde
- 1 diente de ajo
- Carne de pimiento choricero
- 1 vasito de vino blanco
- 3 cucharadas de tomate frito
- 1 vaso de caldo de verduras
- 1 puñado de guisantes congelados
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva


Empezamos con la parte más lenta que es cocer las verduras. En una cazuela con agua hirviendo metemos las zanahorias, el brócoli y la patata. Quince minutos y estarà listo el brócoli, lo apartamos entonces. La zanahoria será la siguiente en unos 25 minutos para que luego no se haga puré al mezclarla. Por ultimo la patata. Reservamos.

Mientras se cuece la verdura podemos adelantar pasos poniendo a pochar en un cazo grande con aceite el ajo, la cebolla y los pimientos. Salpimentamos y removemos a menudo para que no se queme. Cuando todo estè bien blandito subiremos el fuego y verteremos un vasito de vino blanco. Removemos bien para que se evapore el alcohol y a continuación añadimos tres cucharadas de tomate frito (ver salsas) y una de carne de pimiento choricero. Mezclamos todo bien y vertemos 1/2 vaso de caldo de verduras. 




















Con un brazo mecánico batiremos ahora todo el conjunto. Una vez hecho añadimos el resto del caldo y cocinamos a fuego bajo 5 minutos más. Rectificamos de sal y reservamos.
















Siguiente paso, pochar en una sartén pequeña un poco de cebolla y ajo que incorporados a las albóndigas las darán una suavidad muy rica. Justo antes de terminar echamos un poco de pasta de pimiento choricero. Reservamos.






















Momento de juntar todo para elaborar nuestras albóndigas. En un bol grande verteremos toda la patata, las zanahorias y el brócoli cortados en daditos muy pequeños pero no triturados. A continuación la cebolla pochada, una rebanada de pan mojado en leche de soja, dos huevos batidos (si queremos convertir la receta en vegana no tenemos más que sustituir el huevo por harina de maíz diluida en agua), tres cucharadas de pan rallado, un puñado de perejil, pimentón, cayena molida (ojo no os paséis) y sal.










Con ayuda de un tenedor mezclamos todo bien sin llegar a triturar para que no parezca puré y formamos bolas con las manos, apretando bien para que se compriman. Las pasamos ahora por harina  y las freímos a fuego fuerte en abundante aceite.






















Una vez fritas y escurridas las volcamos en la cazuela con la salsa y añadimos un puñado de guisantes congelados. 15 minutos más a fuego lento y a disfrutar. 

























Merecen la pena a pesar del trabajo que llevan.


Juaki


domingo, 26 de octubre de 2014

Coliflor gratinada con bacon, bechamel y queso


Después de un inevitable tiempo de ausencia vuelvo al blog dispuesto a seguir cocinando recetas que por su sencillez y originalidad me sigan sorprendiendo. Y esta que traigo hoy de coliflor con bechamel y queso es además de sencilla, rica de verdad. 

Sí salvamos el tema del olor al cocerla (ya hablaremos de como disminuirlo) la coliflor es una verdura realmente exquisita cuando se prepara de maneras atractivas. A continuación os detallo una de las mías.








INGREDIENTES (3-4 personas):

PARA LA BECHAMEL:
- 70 gramos de harina
- 70 gramos de mantequilla
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 3/4 litro de leche
- Sal
- Nuez moscada

PARA EL RESTO DEL PLATO:
- 1 coliflor
- 150 gramos de bacon 
- 5-6 almendras tostadas
- 150 gramos de queso rallado
- Pimienta negra
- Sal
- Aceite de oliva






Como primer paso cortamos la coliflor por el rabo de forma que podamos desprender las ramitas en forma de cogollos. Las lavamos y a continuación las hervimos en una cazuela con no demasiada agua (simplemente cubrir la verdura) y un poco de sal. Es aquí donde para muchos surge el problema debido al olor que desprende la coliflor cuando se hierve. Trucos para atenuarlo  hay bastantes, como echar un poco de leche en el agua de la cocción. Yo en mi caso puse encima de la tapa un trozo de pan mojado en vinagre mientras hervía y algo solucionó el problema.

El tiempo de cocción depende de lo hecha que se quiera la coliflor, a mi me gusta al dente y la cociné durante unos 20 minutos a fuego normal. La sacaremos entonces para dejarla escurrir.




Momento de hacer la bechamel deshaciendo la mantequilla con un poco de aceite de oliva en un cazo a fuego bajo. Agregamos ahora la harina y removemos unos minutos para que se cocine bien. Añadimos la leche a poquitos sin parar de remover hasta que consigamos la textura adecuada (no muy espesa para que luego cubra bien). Rectificamos de sal y nuez moscada. Cocinamos cinco minutos más. Ya la tenemos lista. Reservamos.

En una sartén freiremos ahora el bacon en tiritas hasta que quede bien doradito. Escurrimos de aceite y reservamos.

Podemos ya montar la bandeja para horno poniendo un poco de aceite de oliva en el fondo y cubriéndolo con todas las ramitas de coliflor. Añadimos el bacon por encima y también unas almendras picadas que le darán luego un contraste muy agradable. Cubrimos entonces toda la bandeja con la bechamel.




Golpe de sal y pimienta y espolvoreamos todo con queso rallado. La introducimos en horno precalentado a unos 180 grados y mantenemos con el fuego por arriba y abajo unos 15 minutos para que se caliente bien. Diez minutos más ya a fuego alto solo por encima para gratinar y por fin tenemos lista nuestra receta.

Buen apetito.

Juaki


sábado, 12 de abril de 2014

Pirámide de frutas con salsa de chocolate


Inspirada en una receta original de Juan Manuel, ganador del último Masterchef, hoy os traigo un plato muy sencillito de preparar y sano como ninguno, ya que consiste básicamente en fruta cortada en cubos.

Receta ideal para que los niños se metan en la cocina haciendo las composiciones que les apetezcan con la fruta que tengamos más a mano y sobre todo, la coman después.

Yo os propongo una pirámide, pero como ya dije antes lo mejor es echarle imaginación y hacer la forma que más os guste. Por encima bañaremos ligeramente con una deliciosa salsa de chocolate caliente.









INGREDIENTES (2 personas):

PARA LA SALSA DE CHOCOLATE:
- 250 ml de leche
- 125 gramos de azúcar 
- 60 gramos de cacao en polvo puro

PARA EL RESTO DEL PLATO:
- 1/4 de piña natural
- 200 gramos de fresas
- 1 naranja
-  3 kiwis










Comenzamos con la salsa poniendo la leche a calentar. Al mismo tiempo mezclamos en un bol el azúcar y el cacao. Os comento que el cacao puro Valor no contiene ninguna traza de frutos secos ni cereales, siendo esta receta apta para celiacos. Eso sí, cacao en polvo puro y no cacao para chocolate a la taza, que suele contener harinas, azúcar etc y le daría una consistencia totalmente distinta.

Cuando la leche comience a hervir podemos verter la mezcla de cacao y azúcar y remover despacio con ayuda de unas varillas para que se mezcle todo bien.
























A continuación dejaremos hervir a fuego bajo durante unos cinco minutos removiendo casi constantemente. La salsa tomará un aspecto de caramelo líquido.Ya la tenemos lista. Reservamos.






Seguimos  con la fruta para pelarla y cortarla en cubos lo más grandes que podamos. Es importante intentar hacerlos más  o menos iguales (yo no lo terminé de lograr) ya que el efecto visual que quede cuando luego montemos la forma serà muy vistoso.

Llega el momento más  divertido en el que montáremos nuestra forma preferida (en mi caso una pirámide) sobre un plato chulo demostrando así nuestra pericia constructora.




Última tarea, bañar ligeramente por encima con la salsa de chocolate (si se os quedó algo templada la podéis dar un golpe de calor antes de servirla, aunque fría està también buenísima) y llevar a la mesa.

Postre sencillo, sano y bien rico.

Juaki


sábado, 22 de marzo de 2014

Tostas variadas de paté de olivas


Hojeando distintos blogs de cocina, tarea por cierto siempre constructiva e interesante, me he topado esta semana con una auténtica joya de la cocina vegana, el blog "Creativegan", lleno de ideas para los veganos y los no veganos ya que sus recetas os adelanto son deliciosas. 

Yo hoy me he inspirado en un pâté de olivas suyo que además de suave està buenísimo para untarlo sobre tostas variadas y así proponeros diferentes ideas de presentación.

Os ánimo a hacerlo, es muy muy fácil de preparar y sirve tanto para  aperitivos como con tostadas en el desayuno, el caso es echarle imaginación.


INGREDIENTES:

PARA LAS TOSTAS (Base):
- Pan de hogaza 
- Pâté de olivas
TOSTA DE ANCHOAS:
- 1 tomate 
- 1 lata de anchoas en conserva
- Aceitunas verdes
-  Sal
TOSTA ESPÁRRAGOS Y HUEVO DURO:
- 1 huevo cocido
- 2-3  yemas de espárragos en conserva
- Mayonesa
TOSTA DE QUESO Y CEBOLLA CARAMELIZADA:
- queso semicurado 
- 1/3 cebolla
- 2-3 cucharadas de aceite de oliva
- 1 cucharada de azúcar 






PARA EL PÂTÉ DE OLIVAS:
- 200 gramos de aceitunas verdes deshuesadas
- 50 gramos de aceitunas negras deshuesadas
- Una tira de pimiento rojo asado
- 1 diente de ajo troceado
- 1 cucharada sopera de cebolla picada
- 2 cucharadas soperas de cilantro fresco picado
- 1 cucharada sopera de perejil fresco picado
- 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
- 1 cucharada de zumo de limón  







Comenzamos por el pâté, base fundamental de nuestro plato de hoy, lavando el perejil y el cilantro fresco y dejándolo escurrir bien. Usáremos sólo las hojas desechando por tanto los tallos. 






A continuación vertemos en un vaso grande mezclador todos los ingredientes especificados anteriormente y trituramos sin prisas con una batidora. 
















Primero despacio y posteriormente más deprisa subiendo y bajando el brazo mecánico hasta que consigamos una masa homogénea sin llegar a estar excesivamente triturada sino más bien grumosa, que es la textura ideal para este pâté. Reservamos en el frigo.





















Seguimos con las tostas empezando con la de tomate y anchoas para cortar en rodajas finas el tomate y tostar rebanadas de pan de hogaza. Montamos untando como base el pâté y colocamos encima las rodajas de tomate, las anchoas ligeramente enrolladas y las aceitunas picadas.

Para la siguiente tosta cortamos también en rodajas finas un huevo cocido y lo ponemos  sobre la base de pâté para agregar encima un chorrito de mayonesa y espárragos abiertos por la mitad.

Última tosta. En una sartén sofreímos a fuego bajo con dos o tres cucharadas de aceite media cebolla cortada en tiras finas hasta que se quede blandita (unos 15 minutos) y con un tono marrón. Añadimos ahora el azúcar, un chorrito pequeño de agua y removemos para que se diluya  completamente. Cocinamos 5 minutos más. Reservamos.

Base de pâté, queso cortado en lonchas y sobre èl la cebolla caramelizada. Si queremos hasta la podemos dar un golpe de calor en el horno para que el queso se funda ligeramente.






Hemos terminado de preparar nuestras tostas. Sólo nos queda disfrutarlas.


Juaki



domingo, 16 de febrero de 2014

Patata asada con salmón ahumado y salsa holandesa


Hoy me apetece cocinar una receta que es la locura de todo aquel que va al restaurante "Mamma Juana" de Madrid y a la que su sencillez la aporta aún más encanto. Os estoy hablando de un entrante que bien puede ser un  primer plato, la patata asada con salmón ahumado y salsa holandesa.

No sabría describiros cual es exactamente el secreto de su sabor, pero lo que sí os podría afirmar es que prácticamente todo aquel que la prueba repite. En detalle a continuación.







INGREDIENTES (2 personas):

PARA LA SALSA HOLANDESA:
- 3 yemas de huevos
- 160 gramos de mantequilla
- Un chorrito de vino blanco
- Sal

PARA EL RESTO DEL PLATO:
- 2 patatas grandes
- 100 gramos de salmón ahumado
- Perejil picado
- Sal











Comenzamos con la salsa apuntando ante todo que el proceso de preparación es un pelín laborioso, pero no por ello complicado si como siempre seguimos los pasos con tranquilidad.

En un cazo pequeño a fuego bastante bajo echamos la mantequilla para que poco a poco se vaya derritiendo sin llegar a hervir (vigilad el fuego). Al mismo tiempo ponemos a calentar agua en una cazuela grande y volcamos  en un bol de cristal (más que nada porque luego lo pondremos al baño maria) tres yemas de huevo con un poco de sal y un chorrito de vino blanco.

  



Cuando el agua estè caliente sin llegar a hervir nunca, ojo, pondremos el bol encima y comenzaremos a batir uniformemente (si tenéis una batidora mecánica mejor que mejor). 
                                             
                                                                 




Mientras, iremos añadiendo muy despacio en un chorrito pequeño la mantequilla derretida. En este paso podéis pedir ayuda a un compañer@ sí veis que os va a resultar más fácil así.

Seguiremos batiendo ya con una varilla de cocina y añadiendo poco a poco la mantequilla hasta que espese la salsa a nuestro gusto. Reservamos  fuera del frigo.
























Como las patatas son grandes lo mejor es que antes de meterlas en el horno las pongamos a cocer limpias y enteras en agua durante unos 30-35 minutos a fuego bajo. Una vez transcurrido ese tiempo las escurriremos y haremos una cruz con un cuchillo por la parte que quede arriba antes de meterlas en el horno envueltas en papel de aluminio (así se hacen antes).





 Otros 30-35 minutos de horno a 170-180 grados y las podremos sacar para retirar el papel de aluminio, terminar de rajarlas y rellenarlas de salmón ahumado cortado en tiritas. 3 minutos más de horno y afuera para  servir salsa encima y espolvorear con perejil picado. Deliciosas.

Juaki


lunes, 20 de enero de 2014

Croquetas de jamón ibérico


Hoy nos damos una vez más una vuelta por los bares de la ciudad y rescatar de sus numerosas tapas y raciones un plato que estoy seguro hará las delicias de mayores y pequeños, las croquetas. Y con objeto de aprovechar las partes más duras del jamón que estuvimos dando cuenta en estas Navidades las haremos de jamón ibérico.

Las croquetas a parte de ser un plato delicioso, son más sencillas de hacer de lo que realmente parecen. Si seguís los pasos tranquilamente y sin prisas veréis como al final son bien fáciles de preparar.







INGREDIENTES:

- 70 gramos de harina
- 70 gramos de mantequilla
- 800 mililitros de leche
- 1/4 de cebolla
- 200 gramos de jamón ibérico 
- 2 huevos
- 300 gramos de pan rallado
- Aceite de oliva
- Sal
- Nuez moscada










Vamos a empezar picando en taquitos el jamón y la cebolla muy fina. En una sartén ancha con un poco de mantequilla sofreímos unos 15 minutos la cebolla hasta que quede bien pochada. A continuación añadiremos el resto de la mantequilla que tenemos preparada y cuando estè completamente desecha podremos  echar la harina para cocinarla removiendo hasta que coja un tono dorado (3-4 minutos).

Momento de verter poco a poco la leche (si està templada mejor) para seguir removiendo y no se hagan grumos. Cuando notemos que tiene la consistencia necesaria añadiremos el jamón en taquitos, un poco de sal y un golpe de nuez moscada. Seguiremos cocinando unos 15 minutos más para hacer una masa espesa que aguanté luego bien para las croquetas. Dicha masa la volcaremos extendida sobre una bandeja y dejaremos que se atempere lo suficiente para poder moldear posteriormente.




Con la masa ya fría iremos formando las bolitas del tamaño que más nos guste con ayuda de dos cucharas y las bañaremos primero en un poco de pan rallado, luego en el huevo batido y finalmente en el pan rallado de nuevo para darles la forma definitiva.

Mi consejo es que según las vayáis haciendo las coloquéis en una bandeja ancha separadas unas de otras. Así luego las podéis congelar y meter en una bolsa una vez duras sin temor a que se peguen una con otras cuando las almacenéis en el congelador.




Finalmente las freiremos en aceite muy caliente y de pocas en pocas para que no se abran en la sartén y se estropeen.

Buen apetito.

Juaki


domingo, 5 de enero de 2014

Lasaña de carne picada de pollo y jamón york


Estamos ya en la recta final de unas Navidades en las que como siempre y por mucho que nos intentemos controlar a la hora de sentarnos a la mesa, nos pondremos inevitablemente  hasta arriba de calorías para el cuerpo. Pero no nos tenemos que preocupar demasiado porque es casi seguro que a partir de ahora nos habremos prometido por enésima vez que seremos buenos y pasaremos más habitualmente por el gimnasio o por el parque intentando quemar grasas, jeje. 

Es por esto que os presento esta receta más bien contundente y así terminar con alegría esta procesión de excesos que es la Navidad. Lasaña de pollo picado con jamón York, tomate y bechamel.



INGREDIENTES (2-3 personas):

PARA LA SASA BECHAMEL:
- 50 gramos de harina
- 50 gramos de mantequilla
- 700 mililitros de leche
- Sal
- Nuez moscada

PARA EL RESTO DEL PLATO:
- 12- 15 placas precocidas de pasta
- 1/2 litro de tomate frito casero
- 1 diente de ajo
- 1/3 de cebolla
- 700 grs. de carne picada de pollo
- 150 grs. de jamón cocido
- 50 gramos de pâté 
- 1 chorrito de vino blanco
- 1 chorrito de limón 
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- Queso rallado para gratinar
- Sal
- Pimienta negra
- Orégano 



Podemos comenzar con el relleno picando bien el ajo y la cebolla para verterlos a continuación en una sartén caliente con dos o tres cucharadas de aceite de oliva. Una vez sofrito el conjunto añadiremos la carne de pollo previamente aliñada con sal, pimienta y limón. Recordad que la carne de pollo más jugosa para picar es la de los contramuslos.

Hemos subido un poco el fuego durante unos diez minutos para que se haga bien el pollo y añadir luego por encima un chorro de vino blanco. Removemos para que se evapore el alcohol e incorporamos después el orégano, el tomate frito y el paté. Volvemos a remover hasta que se mezclé todo bien y dejamos a fuego bajo durante unos 15 minutos. Apagamos y dejamos reposar para después.

Para las placas precocidas vertemos en una fuente agua caliente y las vamos echando una por una. Removemos de vez en cuando. En diez doce minutos estarán listas para utilizar en el montaje de nuestra lasaña.

En ese tiempo prepararemos la bechamel vertiendo en un cazo al fuego la mantequilla. Cuando se derrita toda incorporaremos la harina mezclando bien para que se cocine y luego no sepa a cruda. A continuación vertemos la leche bien caliente poco a poco y sin parar de remover para que no se hagan grumos. Cocinamos unos diez minutos sin parar de mezclar y añadiendo la leche que sea necesaria. Puñadito de sal y toque de nuez moscada. 





Finalmente sólo nos quedarà montar nuestro plato colocando en una fuente para horno primeramente las placas, encima una loncha de jamón cocido y encima una capa del relleno de carne. Siguiente piso de igual manera y así sucesivamente hasta que hayamos montado la lasaña. Vertemos por último y encima de todo un poco de tomate frito, la bechamel y como colofón el queso rallado.

Horno a 170- 180 grados arriba y abajo durante unos quince minutos y otros cinco sólo por arriba para gratinar el queso.

Deliciosa.

Juaki